SELECCIÓN NACIONAL

Técnico que debuta, gana

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

Mientras disfrutábamos los demás partidos por Eliminatorias y preparábamos la cena para que esté lista a las 20.30, hora de inicio del partido entre Argentina y Uruguay, desde Mendoza todo estaba listo para que, en un marco espectacular, los jugadores salieran a la cancha, nos emocionáramos con el Himno Nacional Argentino y se sucedieran los saludos protocolares entre ambos equipos.

seleccion argentinaCon el silbato del chileno Julián Bascuñán, la pelota comenzó a rodar, como así también las ilusiones de todo el pueblo argentino, puestas en ver las nuevas estrategias de la Selección, ahora en manos el Patón Bauza. Sin embargo, en lo que se refiere al juego, no hubo sorpresa: vimos una Argentina tratando de ser protagonista, apretando la salida del conjunto charrúa; mientras Uruguay esperaba y pegaba un zarpazo en contra de la mano del feroz Suárez.  El conjunto Albiceleste realizó un buen primer tiempo: una defensa sólida con Mascherano corriendo a todo lo que se movía de color celeste y una aceptable rotación de los delanteros, con Messi marcando el ritmo del equipo.

Por momentos, pudimos ver la sociedad Messi-Dybala y, en uno de esos encuentros, el cordobés metió una pelota en el palo. Tal vez, con algo de trabajo, esta dupla pueda ser muy efectiva para romper defensas muy cerradas. También vimos al debutante Pratto, pivoteando y tratando de sacar la defensa uruguaya, y una floja actuación de Ángel Di María por la franja izquierda.

Todos estos movimientos tuvieron sus frutos, pero, una vez más, salieron de los pies del mejor jugador del mundo. Liones encaró de derecha a izquierda y juntando rivales y, cuando llegó al número de siete perseguidores, giró con el taco y sacó un furioso zurdazo que pegó en un rival, descolocó a Muslera y… a festejar. Grito con puño cerrado y bronca en el festejo del “10”, quizá por todo lo sucedido anteriormente hasta su vuelta a la Selección, luego de su repentina renuncia.

Reaccionó Uruguay y salió a buscarlo con sus armas intentando el empate, pero Argentina aguantó bien los embates de los dirigidos por el maestro Tabárez. Luego, la injusta expulsión del juvenil Paulo Dybala –injusta porque el primer foul no fue para amarilla claramente– y lágrimas del nacido en Laguna Larga. Por supuesto, mal arbitraje del chileno Bascuñán.

En el segundo tiempo, con un jugador menos, Argentina se replegó, dándole la iniciativa a los charrúas y metiendo alguna contra cuando se equivocaban los uruguayos. Gran sacrificio de Lucas Pratto, que, cuando atacaban, iba de nueve y en el retroceso volvía y ocupaba la franja derecho como si fuera un número ocho. También valen destacar los cambios del otro debutante, Lucas Alario, que se bancó hacer el mismo trabajo que el Oso Pratto; y de Nicolás Gaitán, que entró por Di María y cubrió la franja izquierda. Y Messi fue el mejor de la cancha, demostrando que cada vez que le daban la pelota, la jugada terminaba en foul y ganaba minutos de suma importancia. Por último, párrafo aparte merecería el superdotado Javier Mascherano, que creemos que corrió hasta las duchas luego de terminar el partido.

Primer partido ganado de esta doble fecha de Eliminatorias. Edgardo Bauza aprobó su primer examen. Ahora, a prepararse y viajar a Venezuela para enfrentar a la caída Vino Tinto, que sigue última en la tabla de posiciones con un solo punto.

Pablo Paez

Equipo Pelota Dividida